lunes, 6 de julio de 2015

MANUAL DE USO – STARTUP


Una startup es un proyecto de empresa con algo moderno de por medio. Por ejemplo, un negocio llamado "Churros Calientes" no es startup, a no ser que los hagas con una impresora 3D. Si además le metes una i delante mucho mejor, con el añadido de que su pronunciación, "Hay churros calientes", generará un input muy positivo en los clientes poténcialés (le he puesto dos acentos por si entra algún miembro de la RAE). Vamos con los detalles:
"Está comprobado que las ideas propias nacen gafadas"
  • Lo importante es la idea, que sea buena y, preferiblemente, que no sea tuya. Está comprobado que las ideas propias nacen gafadas. Si se la robas a alguien reforzarás esta máxima.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es la aportación de capital. Contar con un ángel inversor ya no es tan sencillo; escasean porque hasta los mendigos obtienen ingresos mediante rondas de financiación. Sin embargo, todavía existen formas de encontrar dinero para un buen proyecto. Escribe en el periódico de tu ciudad: "Algo muy jugoso entre las manos. Busco a quien sea capaz de meter lo que haga falta. Invertido sin riesgo". Seguro que alguien llama.
  • Por último, no te agobies si tus conocimientos sobre programación se limitan a la ropa de color con suavizante. El desarrollo es más fácil de lo que parece. Cada segundo nace un programador en algún rincón del planeta. Sólo tienes que pronunciar esta simple frase la próxima vez que estés con más de cinco personas: "Necesito una web". El resto es bajada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario